Blogia
Planeta Velvetina

"Tengo lo que me he trabajado y, sobre todo, muchas otras vidas para poder llegar a tener lo que en ésta no voy a conseguir."

"Tengo lo que me he trabajado y, sobre todo, muchas otras vidas para poder llegar a tener lo que en ésta no voy a conseguir." Últimamente vemos a Miguel en todas partes: en Los Ratones Coloraos de Jesús Quintero (la famosa entrevista del tri, cuatri), en Lo + plus, donde tonteó con Manu Carreño, en el programa de Buenafuente con Nacho Vidal en Homo Zapping, tomando café con el doble de Carmen Sevilla, en el programa Miradas 2, etc. etc. donde suele aportar su sabiduría y experiencia vital.

Sin embargo, para salirnos un poco de la norma, quiero rescatar parte de una entrevista que le realizaron hace años en LA REVISTA y que no tiene desperdicio. Son los años prevelvetinos, que nos aportan una nueva visión del artista anterior a su cénit creativo, una especie de Smalville velvetínico...

Que la disfrutéis. La entrevista la realizó Rocío Castrillo y he escogido las partes más significativas:

Pregunta.-Músico, cantante, actor, ganadero y hasta hotelero. ¿Cómo lleva lo de tocar tantos palos?
Respuesta.-Hotelero no soy. El hotel es de mi hermana, yo no tengo nada que ver con eso. Y aparte de esas cosas que usted ha nombrado, hago muchas más, pero no las voy a contar.
P.-Miguel Bosé pujando en subastas ganaderas por valiosos ejemplares de lidia. ¿Le enseñó su padre algo de esto? Dedicarse a esta actividad, ¿es una manera de recordarlo?
R.-¿Cuál es la siguiente pregunta? Porque ésa no la voy a contestar.
P.-La UNESCO le ha nombrado Artista por la paz y tanto en este nuevo disco como en el anterior incluye canciones protesta. ¿Siente la necesidad de comprometerse personalmente en la lucha por un mundo un poco más justo?
R.-Creo que deberíamos comprometernos todos con esas cosas, porque afectan a nuestra existencia. No podemos pretender quedarnos fuera de la política, de la economía, de la ciencia, de la religión y de la naturaleza. De una manera o de otra, todas esas cosas nos van a ir tocando. Yo siempre he tenido una postura muy explícita, por una forma de vida y por carácter, y en lo que pueda estar para poder deshacer o construir algo que tenga justicia de ser, estaré.
P.-Su hermana también colabora con varias causas humanitarias. ¿Este ansia de justicia o de hacer algo por quien lo necesita le viene de familia?
R.-Nos han educado con una conciencia ante el planeta y ante la humanidad muy sólida y muy recta, basada en el respeto y en la búsqueda de la justicia. Podrás pensar que es una educación muy romántica, muy idealista y muy clásica, pero éstos son los pilares del futuro.
P.-Parece que a usted la vida le ha dado todo
R.-Tenéis licencia para seguir pensando que Miguel Bosé lo tiene todo en la vida, pero pensad también que probablemente tenéis todas las cartas en la mano para equivocaros. Tengo lo que me he trabajado y, sobre todo, muchas otras vidas para poder llegar a tener lo que en ésta no voy a conseguir.
P.-¿A qué se refiere con lo de otras vidas?
R.-Bueno, otras vidas, no voy a decir más.
P.-¿Tiene un ángel de la guarda?
R.-Todos tenemos un ángel, y hasta que no averigüemos su nombre estaremos perdidos y viviremos sin sus favores.
P.-¿Y cuál es el suyo?
R.-No lo pienso decir.
P.-En principio el disco ("Once maneras de ponerse un sombrero")se iba a grabar en cuatro meses, pero ha costado un año y han intervenido más de 200 músicos. ¿Es esto una superproducción?
R.-Este álbum se pensó hacer en cuatro meses de estudio y ha durado cinco. El período ha sido de un año por los compromisos profesionales de cada uno, y para mí ha resultado un tiempo corto. Necesité tres años y medio para hacer Bajo el signo de Caín y dos años para Laberinto. Respecto a la producción, he incluido cosas que no utilizaba desde hace tiempo, como grandes orquestaciones, metales, sonidos que tenía aparcados desde hace muchos años. Todo con el objetivo de ilustrar cada una de las canciones dándole sus paisajes, sus temperaturas y sus luces. Y para situar al personaje en un contexto cada vez diferente, para describir a modo de banda sonora las emociones que se desprenden de cada canción y que cada personaje vive cada vez.
P.-Cuando se escriben letras de canciones se suelen reflejar también vivencias personales.
R.-No. Yo cuando escribo no me cuento. Me reservo mucho cuando escribo. Hay muchas cosas que pertenecen a mi vida y son sólo mías.

Como ven, un Bosé más sobrio, serio y concentrado, pero con apuntes de su velvetínica y posterior actitud, más suelta y deshinibida. Sorprende que necesitara ¡3 años! para realizar "Bajo el signo de Caín" y dos para "Laberinto". Mejor no preguntar cuánto tiempo le ha costado crear "Velvetina". Los habitantes del Planeta Velvetina habrán descubierto más de un lugar común del gran Boxset, como ese "clásica" (marca de fábrica, casi podemos ver el gesto de la mano) que pocos entenderán. Pero es que ser velvetino, es muy duro.

Pronto mucho más y más.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

thepriest -

Impactantes declaraciones.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Pornosawa -

Tres años para idear una letra como "Ni que polla dura"

Acojona tío, acojona.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres