Blogia
Planeta Velvetina

¡Y un jamón!

¡Y un jamón! Hoy vamos a repasar una de las facetas menos conocidas de nuestro héroe. Todo el mundo es consciente de su valía como cantante y actor, poeta y presentador, sex simbol y rebelde inconformista.

Pero pocos están al tanto de su faceta empresarial, que a la postre, es la que le reporta mayores beneficios. Vaya, que si se puede permitir discos experimentales (y geniales) como "Velvetina" es porque tiene las espaldas cubiertas con sus negocios españolísimos. Porque Miguel, junto a su primo (y torero como su padre) Fran Rivera, tiene un negocio de jamones ibéricos en Extremadura. Ambos participan en la sociedad Brumale S. L., propietaria de una fábrica cárnica y secadero de jamones de Montánchez, que en el 2002 inició la comercialización de sus primeros 8.000 jamones ibéricos y otros derivados del cerdo con las marcas Monsalud (adscrita a la denominación de origen Dehesa de Extremadura), Dehesano y Dehesa de Solana.

Miguel abandonó otros negocios agroalimentarios que tenía en Extremadura para centrarse en el ibérico. Él es el presidente y socio mayoritario de Brumale (35%), empresa en la que participan otros ganaderos como Ignacio Peiró y Braulio Fernández Tena, el apoderado y representante de Bosé, Gustavo Pérez Morales, o el propio Francisco Rivera. El torero participa en Brumale por medio de la sociedad Bari 2015, S.L., con un 2,03 por ciento. Además, Francisco Rivera, a través de otra de sus sociedades, Menkaura, participa en Tazdevil, S.L., y Yel Nat, para la promoción de espectáculos, y en Nan Madol, S.L., dedicada a la explotación agrícola.

Pero Miguel no quiere asociar su imagen velvetínica con su empresa jamonera, como explica su apoderado: “Nos va estupendamente, y queremos que siga así, que se promocione por ser un buen producto, no por ser un negocio del cantante. En este momento hacemos uno de los mejores ibéricos de España”.

Miguel ya lleva varios años con los jamones. La empresa Brumale S.L. se constituyó en 1997 bajo la denominación comercial de Agroalimentaria Monsalud, que es el nombre de la finca que el cantante tiene en Barcarrota (Badajoz) en la sierra de Monsalud, con la que comercializaba productos extremeños. Allí también se encuentra el exclusivo hotel Rocamador, propiedad de su hermana Lucía y su cuñado Carlos Tristancho. ¿Pondrán música de Miguel como hilo musical? Fue en mayo del 2000 cuando Miguel adquirió la firma Jamones y Embutidos Chencho de Montánchez.

Según explica el representante de Boxset, a la hora de comercializar los jamones, se piensa en un producto artesanal y exclusivo, en el que la calidad prime por encima de todo. De hecho, hasta llega a comparar su jamón ibérico con un Cartier, para que nos hagamos una idea: : "No queremos ser uno más, sino diferenciarnos por la homogeneidad y que, como Cartier por ejemplo en otro campo, el consumidor compre la misma calidad siempre". En los jamones, la hora se calcula por la cantidad de tocino, suponemos.

La próxima vez que paséis por Badajoz, aparte de hospedaros en el hotel Rocamador (rebautizado como "Hotel Glam"), no lo dudéis y probad el jamón ibérico de Miguel, y seguro que al final decís la famosa frase de Bertín Osborne: “Como siempre, el Monsalud, buenísimo”.

Cuando hagamos la digestión de tanto jamón, mucho más y más.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Viru -

En Barcarrota, como Fran de GHII!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres